domingo, 30 de agosto de 2015

Mantenimiento general de las uñas I: El blanqueamiento

¡Hola!
Me ha parecido que una genial manera de empezar con mi blog era dejándoos unos cuantos consejos básicos sobre el cuidado de las uñas.
Vamos a empezar con el blanqueamiento:
Es muy común que tras periodos largos en los que mantenemos las uñas pintadas tomen una cierta tonalidad amarilla nada favorecerdora. Esto se debe a varios factores: por un lado, algunos esmaltes de uñas suelen absorber los minerales de la propia uña debilitándola; por otro, al aplicar el esmalte impedimos que la propia uña transpire, lo cual también causa la tonalidad amarilla.
Una vez conocemos las causas por las que nuestras uñas toman esa coloración, tengo un par de consejos para vosotras de manera que podáis acabar con ese amarillo tan horrible. Por supuesto, la mejor manera es dejar un periodo aproximado de una semana sin esmaltar las uñas, de manera que ellas mismas eliminarán la tonalidad amarilla. Pero si sois como yo y no podéis esperar, aqui tenéis:
  1. Por un lado, y es uno de mis trucos favoritos por lo fácil y rápido que es, es usar PASTA DE DIENTES. Como lo oís. Solo necesitáis una pasta de dientes que contenga efecto blanqueamiento, la extendéis en las uñas con el dedo y dejáis actuar aproximadamente 10 minutos, luego retiráis con agua templada y os laváis las manos con jabón. Perderéis la mayor parte de ese amarillo tan feo, aunque si no funciona del todo deberéis esperar unos 2 días antes de repetir el proceso, pues es algo agresivo.
  2. Otro de mis trucos favoritos consiste en mezclar en un cuenco: 2 cucharadas de bicarbonato sódico, 1 cucharadita de zumo de limón y 1 cucharadita de aceite de oliva. Tened cuidado porque al contacto del bicarbonato con el limón hará reacción y puede revosar, pero baja en seguida. Mezcladlo todo bien y con la ayuda de un cepillo de dientes viejo frotad las uñas un par de minutos con la pasta resultante y dejadlo actuar otros 5. Enjuagad con agua abundante y ¡listo! El bicarbonato con el limón hacen efecto de exfoliante y el aceite nutre las uñas, de esta manera el proceso, aunque algo más largo, es tremendamente efectivo.
¡Por ahora esto es todo! A continuación os dejo algunas imágenes del truco de la pasta de dientes (en las fotos no se aprecia gran diferencia pero os aseguro que funciona).




Espero que mis consejos os ayuden y si tenéis alguna duda o sugerencia... ¡Comentad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario