lunes, 31 de agosto de 2015

¡Comienza ´´Ama tus Nail Designs!´´!

¡Bienvenidos!
Aquí comienza mi pequeña aventura personal, ¡aquí comienza ''Ama tus Nail Designs!´´!
Mi intención con este pequeño blog es enseñaros algunos de mis Nail Arts favoritos y algunos truquillos que he ido recopilando y aprendiendo con el paso de los años. Espero que vayamos creciendo al mismo tiempo que mi blog en este mundo del Nail Art y que lo disfrutéis tanto como yo.
Por supuesto, estáis más que invitadas a dejar cualquier duda o sugerencia que tengáis en cualquier momento y a la menor brevedad posible os responderé.
¡Comenzamos!

Uñas Fantasía

¡Hola! 
Hoy os traigo uno de mis Nail Designs favorito: ¡las Uñas Fantasía!
Se trata de un diseño muy fácil y que tiene un resultado precioso. Antes de comenzar con la explicación y habiendo preparado adecuadamente nuestras uñas os cuento los materiales que vamos a necesitar (son poquitos):
  • Esmalte blanco para la base.
  • Dos esmaltes más a vuestra elección, en mi caso he escogido el rosa y el azul que véis abajo.
  • Cola blanca o un protector vinílico especial para uñas (también podéis usar fixo).
  • Esponjas de maquillaje, preferiblemente en cuñas.
  • Top coat con pulpurina.
 

  1. Una vez tenemos todos nuestros materiales preparados, comenzamos aplicando dos capas de la base blanca y dejamos secar totalmente. Aplicar el esmalte blanco es importante no solo para hacer que los colores que apliquemos encima se vean mucho más brillantes sino que también ayudará a proteger nuestras uñas.
  2. Mientras el esmalte se seca podemos aprovechar para aplicar el protector vinílico. Consiste en una especie de pasta que se aplica alrededor de la uña para evitar manchar la piel con el esmalte en técnicas como la que vamos a utilizar hoy. Como sustituto funciona muy bien el fixo o, en mi caso, la cola blanca. Basta con aplicar una capa no demasiado fina alrededor de la uña utilizando un pincel o el mismo dedo y dejar secar unos 10-12 minutos, de esta manera protegemos la piel y el Nail Design queda mucho más limpio.
  3. Ahora que tanto nuestro esmalte como nuestro protector están secos podemos proceder a realizar el Nail Design en sí. Comenzaremos aplicando unas pocas gotas de esmalte blanco, roza y azul de manera que predomine alguno de los tres (ésto depende del color que deseéis en vuestras uñas). Cogiendo una de nuestras esponjas en cuña y realizando TOQUES MUY SUAVES vamos extendiendo poco a poco el esmalte. Lo normal es que tengáis que repetir el proceso varias veces en cada uña. Si os ocurre que sin querer levantáis un poco la base blanca al utilizar la esponja será señal de que estáis apretando demasiado. Deja secar un minuto o dos y vuelve a aplicar una gota de blanco, deja que se seque y aplica otro color encima para solucionar el problema.
  4. Finalmente, cuando obtengáis un resultado que os agrade retiramos el protector del dedo con cuidado y repasamos los bordes de la uña con un pincel mojado en quitaesmalte o un bastoncillo de oídos.
  5. Para terminar y una vez que nos aseguremos de que nuestras uñas están completamente secas, aplicamos dos capas de nuestro top coat con pulpurina y ¡listo!

¡Ojalá os haya gustado y que disfrutéis mucho con vuestras Uñas Fantasía
¡Espero vuestros comentarios!

domingo, 30 de agosto de 2015

Mantenimiento general de las uñas I: El blanqueamiento

¡Hola!
Me ha parecido que una genial manera de empezar con mi blog era dejándoos unos cuantos consejos básicos sobre el cuidado de las uñas.
Vamos a empezar con el blanqueamiento:
Es muy común que tras periodos largos en los que mantenemos las uñas pintadas tomen una cierta tonalidad amarilla nada favorecerdora. Esto se debe a varios factores: por un lado, algunos esmaltes de uñas suelen absorber los minerales de la propia uña debilitándola; por otro, al aplicar el esmalte impedimos que la propia uña transpire, lo cual también causa la tonalidad amarilla.
Una vez conocemos las causas por las que nuestras uñas toman esa coloración, tengo un par de consejos para vosotras de manera que podáis acabar con ese amarillo tan horrible. Por supuesto, la mejor manera es dejar un periodo aproximado de una semana sin esmaltar las uñas, de manera que ellas mismas eliminarán la tonalidad amarilla. Pero si sois como yo y no podéis esperar, aqui tenéis:
  1. Por un lado, y es uno de mis trucos favoritos por lo fácil y rápido que es, es usar PASTA DE DIENTES. Como lo oís. Solo necesitáis una pasta de dientes que contenga efecto blanqueamiento, la extendéis en las uñas con el dedo y dejáis actuar aproximadamente 10 minutos, luego retiráis con agua templada y os laváis las manos con jabón. Perderéis la mayor parte de ese amarillo tan feo, aunque si no funciona del todo deberéis esperar unos 2 días antes de repetir el proceso, pues es algo agresivo.
  2. Otro de mis trucos favoritos consiste en mezclar en un cuenco: 2 cucharadas de bicarbonato sódico, 1 cucharadita de zumo de limón y 1 cucharadita de aceite de oliva. Tened cuidado porque al contacto del bicarbonato con el limón hará reacción y puede revosar, pero baja en seguida. Mezcladlo todo bien y con la ayuda de un cepillo de dientes viejo frotad las uñas un par de minutos con la pasta resultante y dejadlo actuar otros 5. Enjuagad con agua abundante y ¡listo! El bicarbonato con el limón hacen efecto de exfoliante y el aceite nutre las uñas, de esta manera el proceso, aunque algo más largo, es tremendamente efectivo.
¡Por ahora esto es todo! A continuación os dejo algunas imágenes del truco de la pasta de dientes (en las fotos no se aprecia gran diferencia pero os aseguro que funciona).




Espero que mis consejos os ayuden y si tenéis alguna duda o sugerencia... ¡Comentad!